¿Venezuela rebota? – CONECTA

Ilustración por Erick Retana

por Grisha Vera, editora de CONNECTAS

La Venezuela de 2022 se percibe distinta.

Los venezolanos hacen de nuevos aviones los fines de semana. Comienzan a llenar restaurantes, centros comerciales, sitios nocturnos y parques. Ya no llevan tan vacíos los carritos del supermercado ni encuentran escasez en los anaqueles. En Venezuela, según la prensa oficial, se han registrado 202.609 emprendimientos. Muchos venden de todo, todo el día, porque hay que trabajar duro para conseguir lo básico. Venezuela está ‘desempeorando’ desde finales de 2021, cuando poco a poco, casi imperceptiblemente, la economía se dolarizó.

Aunque persisten las carencias en la asistencia de salud y otros servicios básicos y los ingresos promedio siguen muy precarios, los venezolanos ahora sonríen porque algunos recuperaron un poco el poder adquisitivo y con ello la esperanza. Pero no solo ha cambiado la actitud de la gente: el gobierno de Nicolás Maduro ha flexibilizado los controles al comercio y al tipo de cambio, e incluso ha puesto a la venta parte de la propiedad accionaria de empresas confiscadas (y quebradas) desde el gobierno de Hugo Chávez. Visto desde la teoría darwinista, simplemente se ha adaptado al contexto con el objetivo de permanecer vivo, esto es, en el poder.

Para Luis Salamanca, politólogo y profesor universitario, el viraje de Maduro no obedece a un cambio ideológico sino al pragmatismo necesario para perpetuarse en Miraflores. “Maduro sigue siendo ideológicamente chavista, pero es un gran oportunista, un gran calculador. Está tocando las teclas para ver cómo reacciona el país y ha logrado que fluya esta campaña de ‘Venezuela se arregló’”.

Según calculan los expertos, durante los nueve años de la gestión de Maduro la economía venezolana se redujo un 80%. De las causas se ha hablado bastante: quiebra de la industria petrolera, nepotismo, aumento del gasto público sin un incremento en la capacidad de producción, malversación de millas de millones de dólares de los recursos públicos, confiscaciones, centralización de la economía y múltiples controles al empresariado.

En 2016 la crisis económica en los hogares venezolanos llegó al punto más álgido. Ese año el 70% de ellos perdieron en promedio 8 kilos de peso. Muchos comían, lo que podían, solo una vez al día. También circularon por las redes sociales fotos y videos que mostraban cómo algunas personas consumían desechos, una situación presente en varias ciudades del país.

En 2018, un año después de decretadas las sanciones de Estados Unidos contra funcionarios venezolanos, Maduro comenzó a…

Podcast | Latinoamérica busca trabajo

¿Cómo actuarán los gobiernos de la región ante los altos índices de desempleo? La situación después de la pandemia puede revivir los discursos populistas y poco realistas.

Para 2022, van a haber en Latinoamérica 28,8 millones de desempleados, según la OIT. Y para el año siguiente, serán 27,6 millones.

En este nuevo capitulo del pódcast de CONNECTAS, “Tenemos que hablar”, escuchamos cómo los latinoamericanos buscan trabajo en medio de discursos populistas y poco realistas.