Las 10 investigaciones más leídas del 2021

mi
n este 2021 pasaron diferentes acontecimientos que afectaron en la región: elecciones, afectaciones por el cambio climático, y hasta la aparición de nuevas variantes de la covid-19. La corrupción, los paraísos fiscales y la trata de personas también han dando de que hablar en América Latina y desde CONNECTAS respondimos con información y análisis ante esos sucesos. Aquí les compartimos las investigaciones que más llamaron la atención de ustedes, nuestra audiencia, en el transcurso del año:

Pandora Papers es una nueva investigación periodística a nivel mundial que revelan secretos financieros guardados durante años por políticos, artistas, empresarios o deportistas en jurisdicciones con beneficios fiscales, algunas conocidas como paraísos fiscales. Este trabajo podría ser en un referente periodístico que nos dejó este 2021.

El programa bandera del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para generar empleo en el campo y luchar contra la deforestación tiene un impulso particular en su natal estado de Tabasco. Allí el cacao ha adquirido preponderancia gracias a Hugo Chávez Ayala, amigo de la familia presidencial, empresario que se beneficiaría con los productos que se cosechen en el plan gubernamental.

Una investigación de Vorágine y CONNECTAS que revela por primera vez los nombres de los curas denunciados por pederastia y abuso sexual en la jurisdicción de la Arquidiócesis de Medellín, casi la mitad continúa en ejercicio en parroquias de Colombia y solo tres han sido condenados por la justicia ordinaria.

El director de ATB, una red televisiva boliviana, dijo que la empresa extraterritorial fue abierta por su padre con el fin de gestionar la herencia familiar y que no se hizo nada ilegal.

Pierden la libertad apenas pisan cualquier playa trinitense y su “pecado original” es una supuesta deuda que estas mujeres solo pueden pagar convirtiéndose en una mercancía sexual. Las amansan con un proceso previo de tortura, rotación y terror hasta que pierden el impulso de escapar. El crecimiento de estas redes de trata es tan evidente que informes regionales y parlamentarios reconocen que en esa maquinaria de engaño y violencia, la complicidad del aparato de justicia de la isla multiplica el número de víctimas.

No es un Ejército, pero sus funcionarios se forman en escuelas militares de América Latina y Estados Unidos. No es una empresa de seguridad privada, pero sus oficiales prestan servicios de vigilancia a particulares, utilizan el equipamiento del Estado y reciben pagos adicionales. No es una agencia de inteligencia, pero algunos de sus miembros han sido usados ​​para el espionaje. No es la institución más eficiente del gobierno, pues los homicidios están en aumento, pero es uno de los cuerpos de seguridad mejor pagados del continente: es la Policía Nacional de Panamá.

Cada día, unos 35,000 obreros levantan los cimientos de la infraestructura turística en …

Aumento de pubertad precoz, otro mal de la pandemia

Qué está pasando

“Mamá, ¿esto es sangre?”, Preguntó su hija a Laura Anette González un día de enero de 2021, poco antes de cumplir 10 años.

Le sorprendió que Romina empezara a menstruar tan pequeña. Hizo memoria y también preguntó: a ella, la regla le había llegado a los 11 o 12 años; a su madre, abuela de la niña, a los 15, pero a la bisabuela desde los 8 años. Pensó que era de alguna forma normal.

Pero Romina no era la única niña de su escuela que estaba desarrollándose más rápido. Otras estudiantes de su primaria en Guanajuato, México, pasaban por lo mismo y fue la madre de una compañera quien le recomendó a Laura una endocrinóloga para que revisara a su hija. La doctora la diagnosticó con pubertad precoz y obesidad.

“Me dijeron que su pubertad precoz se necesitaba a que, during the pandemia, ella comenzó a subir de peso porque no hacíamos. Está en casa, tomaba clases allí, toda la mañana sentada y empezó a acumular más grasita en su cuerpo y eso fue ”, explica Laura.

La mamá recuerda que unos tres meses antes de su menarquia, como se llama a la primera menstruación, Romina se había quejado de dolor en los pechos y en el vientre, y le había dicho que le estaba saliendo vello, pero no le prestó mucha atención . Así es que comenzó a desarrollarse antes del confinamiento, pero la progresión de su pubertad se aceleró con la pandemia.

La pubertad precoz es poco común, pero no nueva. Su incidencia se calcula en un caso por cada 5.000 a 10.000 infantes, con una predominancia femenina de entre 10 y 20 niñas por cada niño. Médicas como Estefanía Pinzón y Pía Martínez Gigena explican que esta diferencia puede ocurrir porque las menores están siendo “bombardeadas” por disruptores endocrinos, como los parabenos y otras sustancias presentes en los esmaltes de uñas y demás productos cosméticos. Incluso un trabajo publicado por JAMA Pediatrics sobre tendencias en el desarrollo de las niñas en el mundo indica que se necesitan más investigaciones.

Lo que sí está probado es que el factor que más influye en la aparición de la pubertad es la genética: es más probable que una niña tenga pubertad precoz si su madre o su abuela se desarrollaron prematuramente.

También hay certeza de que el entorno y los hábitos inciden en el comienzo de la pubertad. Uno de los factores más importantes es el índice de masa corporal, que fue afectado por el encierro, pues la niñez del mundo dejó de hacer ejercicio y comenzó a consumir más alimentos ultraprocesados. Según las especialistas, niñas y niños con obesidad y sobrepeso son más propensos a tener PP, pero también ocurre al revés: la pubertad precoz propicia la acumulación de grasa en el organismo.

La incidencia de otros comportamientos apenas empieza a estudiarse. Al examinar la posible relación entre el confinamiento y la intensificación del impacto de factores disparadores de la pubertad y su progresión, el primer grupo de …