Las vacunas cubanas que nunca llegaron a su destino

Sin embargo, según reportes de la prensa venezolana, ese protocolo no se cumplió. Angello Gómez, quien vive en un conjunto residencial en el Fuerte Militar de Caracas, inició su esquema de vacunación con Abdala el 26 de junio de 2021. Aunque lo hizo de manera voluntaria y por estar convenientemente cerca de su domicilio, nunca fue informado por el personal de salud. que la vacuna aún no estaba aprobada por los organismos de salud y que se encontraba en etapa experimental.

El documento que firmó, que fue revisado por el equipo de CONNECTAS, establece el nombre del biológico, el contexto mundial de la pandemia de COVID-19 y los posibles efectos secundarios de la vacuna.

Una situación similar se dio en Nicaragua. El país centroamericano recibió 1.200.000 dosis de vacunas Abdala y Soberana 02 en octubre de 2021. Ese fue el primer lote de vacunas que debía llegar entre esa fecha y diciembre de 2021; el acuerdo contemplaba un total de siete millones de dosis de Abdala, Soberana Plus y Soberana 02, para ser administradas a dos millones de niños y adolescentes.

Tras el anuncio oficial, la AMEN (Asociación de Médicos Nicaragüenses en el Exilio) emitió un comunicado expresando su preocupación. “A falta de información científica adecuada, las vacunas que se ofrecen a los niños nicaragüenses incumplen las normas bioéticas porque no se les informó a los padres que dichas vacunas estaban en etapa experimental”, La Prensaescribió el diario nicaragüense.

Los padres nicaragüenses no tenían otra opción en 2021. En un contexto donde nadie se atreve a hablar por temor a represalias del gobierno sandinista, CONNECTAS obtuvo el testimonio de Adriana, una madre que decidió vacunar a su hija asmática en diciembre pasado. año. No completó el calendario vacunal por viajes familiares y creciente desconfianza hacia la vacuna cubana. Pero siete meses despuésla escuela de su hija reportó casos de padres infectados y Adriana pensó que era el momento adecuado para darle a su hija la siguiente dosis.

finales de junio, pasó una brigada de vacunación por su barrio y le dijeron que ya no tenían la vacuna cubana, pero que su hija podía vacunarse con Pfizer porque era asmática. Un mes antes, el país había recibido un lote de 650.600 dosis de esta vacuna pediátrica como donación de Estados Unidos. En los primeros días de agosto de 2022, Adriana retomó el calendario de vacunación de su hija.

Este caso prueba que el programa de vacunación de Nicaragua se completó con las vacunas cubanas, pero fue imposible confirmar esta información porque el gobierno sandinista no la ha puesto a disposición.

Hasta la fecha, según el medio nicaragüense Confidencial (que da seguimiento a declaraciones oficiales), solo han llegado al país tres lotes de las vacunas cubanas, que suman un total de 3,1 millones de dosis. De acuerdo a una investigación por el mismo medio, el gobierno de Nicaragua pagó USD 7 por vacuna cubana. Los…